Por: Muki Palacios muki@mukipalacios.com

 

Hace poco le pregunté a mi hijo de 8 años, Santiago, qué quería ser cuando sea grande y me dijo: “… me han dicho que hay que tener otra profesión cuando uno quiere ser futbolista, y seré Psicólogo como tú mama, y ayudar a las personas a ser felices….

 

Entonces me di cuenta, que mi hijo no quiere ser sólo un Psicólogo (enfocado unicamente en ayudar a las personas a superar sus problemas,) sino, un Psicólogo Positivo enfocado en hacer a la gente más feliz  y  ayudarlos a encontrar su semilla de grandeza. Tengo que reconocer que hablar, leer, investigar, ensenar y trabajar en eso  de la Pisologia Positiva y la felicidad me hizo bastante más feliz  no solo en el trabajo sino que siento que puedo disfrutar mas de mi vida y dar fe, como senala Seligman en su ultimo libro, Florecer a la Vida: Las personas que trabajan en el campo de la Psicología Positiva son las que presentan el mayor nivel de bienestar que he conocidoHACE A LAS PERSONAS MAS FELICES.

 

Todos queremos ser felices, pero en lo que no siempre atinamos es en los caminos, estrategias que elegimos para ser felices. Cada uno tiene su  propia y personal fórmula de la felicidad y de lo que creemos nos hace felices. Cada vez existen más científicos dedicándose a estudiar la felicidad, de tal manera que cada vez tenemos mas acceso a ella y podemos conocer como propone Sonka Lyubomirsky la fórmula de la felicidad, la cual esta compuesta de 3 variables: Genética: 50%  de nuestra felicidad viene detreminada por nuestros genes. Esto puede ser buena o mala noticia Circunstancias: Circunstancias en las que vives: a que te dedicas, donde vives, dónde trabajas, estas casado o no, tu sueldo, etc. son elementos “externos”  que también contribuyen a la felicidad. Sin embargo, nos equivocamos cuando pensamos que las circunstancias, la suerte en la vida, nos harán felices.

 

Los expertos afirman que ante una buena noticia, como sacarse la lotería, a los 6 meses la persona vuelve a los niveles de felicidad previos. O cuando la noticia es negativa, por ejemplo la inmovilidad cuando te quedas parapléjico, a los 6 meses volvemos a recuperar los niveles altos o medios de felicidad. Así, en esta fórmula, las circunstancias representan un 10 % de nuestra felicidad. Voluntad: Esto es aquello que decidimos nosotros, lo que está en nuestras manos, lo que optamos por comportarnos. No podemos hacer mucho para directamente cambiar nuestra genética y circunstancias, pero si podemos trabajar bastante sobre nuestro aspecto psicológico y  la manera que pensamos y conducimos nuestra vida. La Voluntad es la variable que tenemos que trabajar, y en definitiva, tú eres responsable de tu felicidad Pero que sucede en las empresas, ¿que nos han enseñado en relación a la felicidad en el trabajo? Muchas empresas piensan que el tema de las emociones y la felicidad no es algo que les corresponda. FALSO. Nos han ensenado que el trabajo impide hacer realmente aquellos que nos gusta, que es un deber que tenemos que hacer por obligacion, y que no nos permite hacer nuestras aficiones y seguir nuestras pasiones.

 

Sin embargo, la ciencia no dice que la verdadera felicidad deriva de la identificación y el cultivo de las fortalezas más importantes de la persona y de su uso cotidiano en el trabajo, el amor, el ocio y la educación de los hijos. (Seligman) Mihaly Csikszentmihalyi,  profesor de psicología con  más de 30 años estudiando la felicidad,  las experiencias óptimas y  “Flow”nos dice: Cuando las personas tienen más habilidades, capacidades y talentos  que retos y  desafíos nos aburrimos y cuando tenemos más desafíos que  habilidades, capacidades y talentos, caemos en la ansiedad y frustracion, no nos sentimos capacitados, podemos incluso perder la confianza en nosotros mismos. Por eso es tan importante, que lo que ocupa tanto tiempo en nuestra vida, como el trabajo, nos proporcione,  la oportunidad de ser felices. ¿Podemos aprender a ser felices?  SI, podemos aprender a ser felices al igual que diversar universidades y centros de investigacion en el mundo lo demuestran .

 

Si bien es cierto que ser feliz está de moda, serlo de la noche a la mañana no es nada sencillo. Por ello nos dedicamos a ayudar a las personas a aprender a ser felices, creemos que se puede conseguir, y el resultado ha sido: Cuando la empresa se dedica a intentar contribuir en los niveles de felicidad en las personas, el compromiso aumenta, y es que disfrutar del trabajo no es sinónimo de tarde de viernes libre, o  jueves de  almuerzo compartido e ideas creativas, el reto es que la gente se sienta satisfecha con la labor para la cual fue contratado. Implica encontrar un sentido y un reconocimiento por lo que se hace. Por ello el reto que tenemos cada uno es encontrar en qué parte de las diversas actividades que se cumplen hay algo que se asocie con la vocación personal y  ‘engancharse’ a ello para permanecer y crecer en el empleo.