Card image cap

Somos RESPONSABLES de CONSTRUIR nuestra propia FELICIDAD en la vida y el trabajo


Por: Muki Palacios muki@mukipalacios.com

 

20 de Marzo: Día Internacional de la Felicidad”

 

20 de Marzo - Día Internacional de la Felicidad. Este día fue declarado como oficial por la Asamblea General de las Naciones Unidas (ONU) en el año 2012 con el objetivo de reconocer la relevancia de la Felicidad y el Bienestar como aspiraciones universales y humanas, al igual que la importancia de su inclusión en las políticas de gobierno.

 

Esto se dio gracias a la iniciativa propuesta por el Reino de Bután. ¿Es posible hablar de FELICIDAD en el contexto actual Peruano? ¿Cuáles son las palabras que hemos escuchado los últimos meses? Paro, crisis, recesión, incertidumbre (a nivel político). Eso sin contar las crisis personales que agudizan más la situación y hacen, que hoy en día, la mayorñia de peruanos no sonría, no salude, camine rápido y viva en un estado de urgencia general y/o excesiva pasividad; convertiéndonos en personas egoístas, insensibles al sufrimiento, ajeno que veamos al sufrimiento como algo natural y cotidiano. “Esta es la opción que me tocó, debo soportarlo” y no hacemos mas que resignarnos y sentirnos víctimas del entorno. Es cierto también, que nuestro entorno actual es altamente competitivo y complicado. Formamos parte de él y lo seguiremos haciendo, pero tenemos dos opciones para lidiar con él: "La primera es resignarte, conformarte, dejarte llevar, tirar la toalla, hundirte en el desánimo y mantenerte en la desilusión. La segunda opción, consiste en luchar contra la corriente, reconocer que merecemos estar alegres por el hecho de estar con vida y contar con una ilusión poderosa, mantener prendida siempre la llama de la ESPERANZA".

 

Nosotros formamos parte de esa sociedad, y por lo tanto, hay que hacer algo al respecto para revertir la situación. Pero entonces ¿Qué es la felicidad? La felicidad es la capacidad humana para experimentar emociones positivas y placenteras, en donde las personas invierten su tiempo en hacer cosas que disfrutan. Es decir, pasar nuestros días realizando actividades que nos generen bienestar presente y futuro. Absolutamente, todos tenemos cosas en las que somos buenos y disfrutamos hacerlas. Saber reconocer y apreciar nuestros propios recursos y fortalezas será vital para superar las dificultades y cuando, más aún, las ponemos al servicio de los demás, somos felices. ¿Qué tenemos que hacer entonces? Tenemos que DECIDIR ser felices.

 

Esta es una decisión que debemos tomar todos y en cada uno de nuestros días. Tenemos que tener bien claro que la felicidad no se encuentra afuera de nosotros, no está en cosas externas, sino que la vamos a encontrar en nuestro interior. Estamos acostumbrados a buscar la felicidad en lugares donde no vamos a encontrarla. Nuestra sociedad, hoy en día, nos invita al consumismo, somos atacados todos los días por campañas de marketing y publicidad que nos pintan ideales de felicidad que no son realistas. Tengamos claro que la felicidad no se compra, se CONSTRUYE. Para construir la felicidad primero hay que decidirlo, luego tomar ACCIÓN y, finalmente, aprender de las lecciones. Una vida satisfactoria es una vida activa.

 

Pregúntense a ustedes mismos ¿Qué puedo hacer hoy para que este momento cuente y salir adelante? ¿Cómo puedo comportarme para hacerlo? ¿Cómo decido interpretar las cosas que me pasan en la vida? Hay que estar dispuestos a hacer lo necesario para generar emociones positivas y más apreciatividad en el día a día, pues no haciendo nada (inercia), o poniéndonos en un papel de víctimas ante las circunstancias de vida no lo vamos a lograr. No podemos decidir qué circunstancias nos tocarán en la vida, pero podemos decir QUÉ HACER y que ACTITUD tomar ante lo que nos sucede. Parte de nuestra elección, consiste en elegir qué PRIORIZAR en nuestra vida. A qué le vamos a dar más importancia y a cuáles otras les vamos a restar importancia. Les revelamos un secreto: para ser más felices no se fijen tanto en las cosas grandes que pueden ocurrir en el futuro ni las maravillas que ocurrieron en el pasado y ya no existen, pongan su foco de atención en las pequeñas cosas buenas que tenemos en nuestro PRESENTE y forman parte de nuestra rutina cotidiana. Busquen estas pequeñas cosas y se darán cuenta que su felicidad está distribuida a lo largo de todo su día. Al hacerlo podrán notar que esas cosas que creiamos no eran tan insignificantes, si las son y aportan ese toque de magia a nuestros días. Quejarnos y lamentarnos por lo malo que nos sucede no mejorará las cosas; en cambio centrarnos en lo bueno que sí tenemos, tener entusiasmo y valentía sí nos traerá cambios positivos. ¿Y qué hacemos con los problemas? Es bueno diferenciar que existen dos tipos de problemas: los dramas y las circunstancias por resolver (o retos).

 

En la primera, creemos que merecemos el sufrimiento y hay que sentirse mal, pues no hay otra opción; en la segunda por el contrario, estamos invitados a utilizar todos nuestros recursos y fortalezas para superar ese obstáculo, continuar con el crecimiento y volver a sonreír habiendo encontrado un sentido para esa situación. Somos nosotros quienes DECIDIMOS si lo que nos pasan será un drama o un reto. ¿Cómo hacer entonces para incrementar nuestro bienestar dada la coyuntura actual que estamos viviendo? Dedícate a relativizar los problemas: no todo es un problema. La vida es simple, pero la complicamos mucho. Restémosle peso a aquello que no lo merece. Centrémonos en lo bueno. No busques lo que NO tienes, aprecia lo que SÍ tienes.

 

Tenemos familia, salud y llegamos mal que bien a fin de mes y eso nos hace PRIVILEGIADOS, pero no somos conscientes. Seamos AGRADECIDOS por las bendiciones que tenemos, por ejemplo tienes una familia que funciona o un hermano que te quiere. Aprender a ver el lado positivo de las cosas. Y como mensaje final te reto a que le quites un poco de protagonismo al pasado y reduzcas un poco la preocupación por el futuro y te dediques a sentirte dichoso y agradecido por lo que tienes en tu vida HOY. Pues quizás con el pasar de los años, te darás cuenta de aquellas cosas pequeñas que creías que no tenían. Quiero invitarlos para que en este día se detengan un momento y se den una pausa en el camino y observen. Abran los ojos y aprecien la inmensidad de cosas que podemos reconocer que están frente nuestro, es cuestión de prestarles atención.

 

Dense un momento para hacerlo todos los días. Y si hoy en día muchos de los peruanos nos encontramos desanimados, recuerden que somos responsables de nuestra felicidad y dada la coyuntura actual que estamos viviendo, quiero darme el permiso de invitar a los políticos y aspirantes al poder en nuestro país, ya que estamos próximos a las elecciones, a que consideren fuertemente cómo inspirar, ayudar y generar espacios que aumenten y promuevan el bienestar emocional de la población, pues ténganlo por seguro que una población FELIZ será una población más PRODUCTIVA. Nuestra vida es un camino que sólo lo podremos recorrer una vez, lo menos que podemos hacer por ella y por todo lo que nos regala es apreciarla y DISFRUTARLA. “En este mundo donde nada es verdad y nada es mentira, todo depende del color del vidrio con el que se mira”.


Categoria: 2017


Etiquetas: Felicidad

Card image cap
profile-image
Muki Palacios

Empresaria, psicóloga de profesión, master en Programación Neurolinguística, conferencista nacional e internacional y fundadora de Psicología Positiva Perú, primer centro especializado en Psicología Positiva del país y pionera en su difusión e intervención a través de programas basados en el Modelo patentado de “Bienestar Integral”. Autora del libro “Olé a la Vida”.

Veáse También

Imagen no disponible
¿Y qué hacer con el dolor?
Imagen no disponible
LA MIRADA APRECIATIVA El poder transformador de nuestra mirada hacia los demás
Imagen no disponible
El poder de una visión compartida y tu núcleo positivo
Imagen no disponible
¿Sabes en que consiste nuestro Programa FAMILIAS HOY Corporativo?
Imagen no disponible
¿A qué FELICIDAD nos referimos?
Imagen no disponible
SéTú: Cuenta Contigo. Desarrollando una mirada apreciativa en los adolescentes
Imagen no disponible
¿Cómo cerrar el año apreciativamente?